Los hermanos Duffer, creadores de la serie “Stranger Things”, fueron demandados por otro cineasta por el concepto de plagio, según detalló Entertainment Weekly.

En 2011 Charlie Kessler, el responsable de la denuncia, dirigió un corto titulado “Montauk“, el cual recibió un galardón en el Hamptons International Film Festival.

En su demanda, Kessler asegura que en 2014 le presentó la idea a los hermanos Duffer en una fiesta del festival Tribeca, todo con el objetivo de concretar una serie sobre el corto.

Incluso, el cineasta sostiene que les mostró material ya trabajado de este proyecto.

Un año después Matt y Ross Duffer firmaban con Netflix para desarrollar una serie que inicialmente llevaba como nombre “Montauk”.

Según agrega el medio, la idea que recibieron los directores consideraba la pérdida de un niño que era buscado por un policía atormentado por su pasado. Todo eso mientras en una base militar cercana al pueblo donde se centraba la historia habían experimentos secretos con niños.

Para aumentar las similitudes había un monstruo que se asemejaba a uno de los jugeutes del niño que creaba un portal hacia otra dimensión.

Ni los hermanos Duffer y ni la cadena Netflix se han pronunciado sobre esta demanda por plagio.