Tras varios meses de investigación de la Unidad de Análisis Criminal de la Fiscalía Regional en conjuto con la PDI, fue detenido un joven de 19 años, quien es sindicado como uno de los autores de un robo con intimidación ocurrido en agosto pasado en un local de tragamonedas del centro de Coronel.

Michael Portales Rodríguez llegó junto a otros cuatro individuos al negocio ubicado en el pasaje Bannen, tres de ellos ingresaron al local armados, intimidaron al administrador, lo obligaron a pasar las llaves de la caja y lo amarraron, mientras en un basurero guardaban los $2,5 millones en monedas con los que huyeron.

A pesar que los individuos también se llevaron las cámaras de seguridad del recinto, el registro quedó guardado en un disco duro que sirvió de prueba para dar con el sujeto en una casa en la misma comuna.

Según Ricardo Soto, abogado de la Unidad de Análisis Criminal de la Fiscalía Regional, Portales forma parte de una banda de, al menos, 16 individuos dedicados a realizar violentos delitos en el Gran Concepción, 12 de los cuales ya han sido formalizados.

El detenido habría participado también en un hecho ocurrido en diciembre pasado en Hualpén cuando asaltaron a cuatro personas que estaban al interior de una camioneta en Lenga. “Las víctimas fueron abordadas con armas de fuego y trasladadas en contra de su voluntad para ser abandonadas en el camino a Santa Juana. Les robaron el vehículo y especies”, precisó el fiscal.

Por este incidente, además fue detenido Nicolás Henríquez Cartes (18) en la comuna de Curanilahue. Misma localidad en la que fue capturado otro integrante de la banda; Rudecindo Velásquez Muñoz (44), desde donde cuyo domicilio además se decomisaron un revólver calibre 38, una escopeta calibre 12 y municiones. “Tenemos incautación de armamento y se está determinando la procedencia de éste, ya que no registra inscripción en el país”, explicó el Subprefecto Claudio Vidal, jefe de la Brigada de Robos de Concepción.

Dos operativos que dejaron tres personas detenidas, las cuales ya fueron formalizadas por diveros delitos y quedaron en prisión preventiva, al mismo tiempo que se investiga su participación en el robo a dos joyerías, ocurrido el año pasado también en el centro de Coronel.