En Hualpén, existen cerca de 12 organizaciones sociales formales en la comuna que agrupan a personas en situación de discapacidad y que juntos buscan realizar un trabajo asociado que permita mostrar sus necesidades de forma organizada.

Sin embargo, se estima que la cantidad efectiva de personas que tiene algún grado de discapacidad, sea leve, moderada o severa, es mucho mayor aún, ya que no todos participan de una organización formal.

La necesidad de realizar un diagnóstico acabado de la población y de implementar un programa de trabajo con este segmento, llevó a que el municipio decidiera avanzar en la dirección de tener una unidad formal que realice y lidere esta tarea, naciendo así la Oficina de Inclusión Social del municipio.

María Patricia Arce, de la Corporación de Defensa de la Discapacidad y dirigente social de Hualpén sostuvo que “esto viene a concretar una ilusión que teníamos hace años, nosotros no queríamos una unidad que nos entregue información, sino que una Oficina de la Discapacidad donde podamos encontrar todo lo que requerimos, que esto vaya en un real apoyo a nosotros”.

La primera tarea de la nueva oficina municipal será realizar un catastro acabado tanto de la situación de personas con discapacidad, así como de la cantidad de inmigrantes en Hualpén, para luego desarrollar programa de trabajo definidos con cada segmento de la población. También considerará la atención y orientación a los inmigrantes que llegan a residir a la comuna.