El plantel y toda la directiva alba llegó hasta la ciudad de Calama para esperar el viaje que los llevará a Bolivia para disputar esta tarde un partido por la Copa Libertadores.

Sin embargo a sólo horas de viajar las polémicas ya comenzaron, ya que el presidente de Blanco y Negro, Aníbal Mosa, fue detenido durante la madrugada de este miércoles en la ciudad minera.

El motivo; un incidente con el intendente Marco Antonio Díaz, quien justamente se encontraba en la comuna por las actividades de aniversario.

Todo ocurrió a eso de  las 00:45 horas cuando ambos se encontraron en el ascensor del Hotel Diego de Almagro, fue allí, cuando Mosa -supuestamente bajo los efectos del alcohol- le dijo a la autoridad regional “qué me miras tanto”, acto seguido, habría empujado a la autoridad regional y lanzado sus maletas fuera del ascensor.

Altercado que fue denunciado por el intendente rápidamente a Carabineros, quienes procedieron a la detención del mayor accionista de Blanco y Negro.

El colocoloino quedó en libertad sin embargo quedó a la espera de una citación por parte del Ministerio Público.