Inició el periodo presidencial de Sebastián Piñera y a casi 24 horas del comienzo, el general Bruno Villalobos, dejó su cargo como director de Carabineros.

Villalobos renunció a su puesto y habría entregado el estado de avance de todo lo ocurrido con las investigaciones que existen en la institución actualmente.

Son casi un año y medio de escándalos los que han afectado a la que era una de las instituciones más creibles de Chile. Primero fueron los fraudes tributarios, después la que terminó por rematar a Carabineros, la “Operación Huracán”, la que recordemos inculpó con pruebas falsas a comuneros Mapuches, entre ellos uno de los líderes de la CAM Héctor Llaitul.

Bruno Villalobos dejó la institución y en su lugar quedará con subrogante el general Julio Pineda, mientras que se decide quien será el próximo director de la institución.

Uno de los nombres incluso que suenan es el del general Hermes Soto, quien se desempeñó como jefe de la VIII Zona de Carabineros en el Biobío.

Tras aceptar su renuncia, el presidente Sebastián Piñera señaló que su Gobierno “Avanzará con fuerza y decisión en una profunda modernizacion de Carabineros y la Policía de Investigaciones”.