Este sábado entró en vigencia el documento firmado por la Corte Constitucional de Colombia durante el año pasado, que permitiría la aplicación de eutanasia en menores de edad.

Según el texto, la medida podrá ser aplicada sólo tras la aprobación de un comité científico conformado por un médico, un psiquiatra y un abogado.

No obstante se requiere la verificación por parte del comité, quienes evaluarán si, a pesar de los tratamientos y cuidados paliativos en el menor, este no podrá curarse de la enfermedad, el dolor que padece sea ineludible y el pronóstico de vida sea menor a seis meses.

La resolución indica que el rango de edad, que va desde los 6 a 12 años, donde el menor enfermo tiene la posibilidad de presentar la solicitud “si alcanzan un desarrollo neurocognitivo (…) que les permita tomar una decisión libre y consciente” y para los mayores de 12 es totalmente válida si cumplen con los requisitos expuestos.

Para iniciar el proceso el menor deberá comunicarle la decisión a su médico tratante sin la influencia de un tercero, para que este exponga el caso ante el comité, que tomará la última decisión.

El procedimiento podrá realizarse en todas las instituciones prestadoras de salud públicas o privadas, lo que no quiere decir que los médicos no pueden apelar a objeción de conciencia, caso en el cual el centro médico deberá buscar otro profesional para ejecutar el procedimiento.

Cabe destacar que en 2015 el Gobierno de Colombia reguló la eutanasia para pacientes terminales mayores de edad, siendo el primer país de América Latina en hacerlo.