Usualmente cuando se nos pasan las copas hacemos algo divertido o fuera de lo común. Hay quienes gracias al alcohol se ponen más bien alegres sin embargo hay otros que se ponen más bien peleadores.

Es el caso de este hombre, que tras varias, pero varias copas de más, inició una fuerte pelea con su propio reflejo. Si, leiste bien, el hombre mientras trataba de salir del lugar, protagonizó una intensa disputa con su otro yo, todo por culpa de un espejo gigante. Pelea que fue grabada por el DJ que estaba a cargo de la fiesta.

El hecho eso sí, no ocurrió en Chile, pero ya dio la vuelta al mundo sumando más y más reproducciones.