Los arqueólogos nacionales están indignados tras conocerse el caso de la venta de una momia bebé chilena, de 900 años de antigüedad, en una tienda-museo holandesa.

Los expertos aseguran que la pieza en cuestión fue obtenida producto del “huaqueo”, término con el que se describe la práctica del saqueo de piezas arqueológicas.

Según consigna Emol, la momia se encuentra a la venta por $15 mil euros (equivalentes a $11 millones de pesos) en la tienda-museo Winkel.

Adicionalmente se indica que se trataría de una momia indígena y que sólo el 3,2% de la población chilena pertenecería a esta categoría.

Captura de pantalla tienda-museo Winkel