Un curioso hecho ocurrió en el fútbol peruano, dos jugadores fueron expulsados de un partido producto de una particular escena.

Se enfrentaban el Unión Comercio y el Deportivo Municipal por la cuarta fecha del torneo de verano en la nación incaica.

Luego de una jugada dividida, los jugadores Juan Morales y Adrián Zela se increparon llegando al punto de irse encima. Luego de un estrecho contacto físico, ambos jugadores terminaron abrazados al punto de juntar sus rostros.

Las cámaras de la transmisión no clarificó la situación, pero la duda quedó sembrada entre los televidentes quienes comenzaron a especular en las redes sociales con un supuesto beso en la boca entre ambos jugadores.