Una investigación de a lo menos cuatro meses permitió determinar que Luis Medina Espinoza (43), el proveedor, y Álex Campos Lagos (42), el dealer, concretarían de madrugada un traspaso importante de cocaína base en el peaje Huinanco de Yumbel. Así fue, cerca de las 3 de la madrugada ambos sujetos, realizaron la transacción de 77 mil dosis de droga y 17 millones 353 mil pesos en efectivo.

“Personal de la Policía de Investigaciones de Chile principalmente de la Brigada Antinarcóticos, logra a través de vigilancia a los imputados, detectar que estos pretendían abastecerse de droga en Los Ángeles, donde vive el proveedor de la droga. Estos son los principales líderes de una banda que ya ha sido desarticulada y cuenta con algunos integrantes en prisión preventiva”, indicó el comisario Mauricio Jorquera, jefe de la Brigada Antinarcóticos penquista.

El primer individualizado es oriundo de Los Ángeles y el segundo de Talcahuano. En esas ciudades abastecían al menudeo a consumidores de las respectivas comunas confirmó el fiscal que dirige la indagatoria, Jorge Lorca.

Acorde a la investigación ellos integraban una red que tiene algunos miembros ya encarcelados tanto por tráfico de drogas como delitos graves de robo con intimidación, violencia y secuestro.

Ambos con un nutrido prontuario policial fueron formalizados en el juzgado de garantía de Concepción y enviados a prisión preventiva. Se decretaron tres meses como plazo para la investigación.