Un duro castigo sufrió un hombre acusado de intentar violar a una vecina de la provincia peruana de Satipo. Desnudo, y frente a toda la comunidad, a latigazo limpio la misma mujer afectada fue quien propinó los golpes.

Según el relato de testigos, el joven estaba en aparente estado de ebriedad cuando entró a la casa de una mujer e ingresó a su habitación. Ante sus gritos, la comunidad lo apresó e hizo que firmara un documento en que admitía su responsabilidad. Luego de ello le quitaron la ropa y lo azotaron.