El zoológico y los jardines botánicos de la ciudad de Sao Paulo estaban cerrados este martes debido a un brote de fiebre amarilla que ha dejado a 69 personas muertas en Brasil.

El conocido parque artístico Inhotim, un lugar de interés para los visitantes de todo el mundo, anunció que todas las personas deberán mostrar evidencia de que tienen la vacuna contra la fiebre amarilla para poder ingresar. El parque indicó que la medida es preventiva y que no se ha registrado ningún caso de la enfermedad ahí.

Los casos de fiebre amarilla han aumentado en Brasil durante la temporada de lluvias del verano austral, y las autoridades planean vacunar a millones de personas en las próximas semanas con la esperanza de contener el brote.

La fiebre amarilla regularmente causa fiebre, dolor muscular y náuseas. Algunos pacientes también experimentan ictericia -coloración amarillenta de la piel-, lo que le da su nombre a la enfermedad.