Con un desembarque de 7 mil 439,9 toneladas finalizó el primer periodo de captura del jurel asignado al sector pesquero artesanal de la región del Biobío y Ñuble,  así lo informaron desde el organismo fiscalizador.
Las caletas: Lo Rojas de Coronel, San Vicente de Talcahuano y Lota Bajo de Lota, son las que mayor volumen de desembarques registraron.
De las 7590 asignada para este periodo, quedó un remanente de 150,1 toneladas, el que se traspasó, de acuerdo a lo establecido en la normativa pesquera vigente, para el segundo período de captura de jurel, el que comprende los meses de octubre a diciembre de 2018.
Otra buena noticia, anunciada por Sernapesca, es que la flota artesanal que operó en estas 2 semanas, alcanzó un total de 98 embarcaciones, que registraron 219 desembarques, de los cuales el 93% hizo declaración de su pesca mediante la plataforma virtual Trazabilidad, herramienta que tiene por objetivo apoyar la sustentabilidad y competitividad del sector, además, permite a los usuarios ahorrar tiempo y dinero porque no tienen la necesidad concurrir a las oficinas para cumplir con esta obligación. Lo anterior es destacable ya que representa un aumento de 22% en comparación con lo ocurrido el año pasado en que esta cifra sólo alcanzó el 76%, desde Sernapesca indicaron que esto demuestra el interés del Sector por avanzar en la digitalización de los trámites y del organismo estatal de facilitar el cumplimiento normativo del Sector.