Fue en agosto de 2016 que María Escobar Briceño de 26 años y Eduardo Carrasco Parada de 33 años fueron encontrados muertos al interior de una cabaña del motel El Conquistador ubicado entre Concepción y Penco.

Un hecho que conmocionó a sus familias, donde tras los meses se logró determinar que los decesos ocurrieron por intoxicación, debido a que al interior existía una fuga de gas de una estufa instalada en la cabaña.

Ahora el Ministerio Público anunció que formalizará al dueño del motel por cuasidelito de homicidio, tras determinar responsabilidad en lo ocurrido. Algo que ha sido respaldado por Andrés Durán, abogado de la pareja de una de las víctimas, quien sostuvo que en el recinto existían serias irregularidades, por lo que incluso el delito podría ser más grave: “Tenían una estufa instalada en la cabaña, cuyo fabricante sostenía que no debían instalarla en dormitorios y baños y un motel es un dormitorio, es más que un cuasidelito, estamos hablando de homicidio por omisión”.

Una noticia que fue tomada con calma por la defensa del dueño del motel El Conquistador, su abogado Marcelo Villena descartó cualquier responsabilidad de su representado en lo ocurrido.

La audiencia de formalización quedó programada para el 14 de febrero en el juzgado de Garantía de Concepción.