Una de las aristas del trabajo de Carabineros de Chile es la labor social y en el marco de estas acciones una muy valorada es aquella que permite reencontrar a familiares que, por diversas circunstancias, no se conocían o perdieron contacto durante muchos años.

En este contexto, durante el año 2017 Carabineros de distintas unidades de la Octava Zona Bio Bio, efectuaron gestiones que permitieron reencontrar a 105 familias.

Destaca en esta labor, la efectuada por Carabineros de la 2ª Comisaría de Chillán, unidad que cuenta con una oficina especializada en esta materia y que de los 105 reencuentros, gestionó 87 durante el año recién pasado.

El Comisario, Mayor Claudio Saavedra, detalló que “los funcionarios de la Oficina de Presuntas Desgracias, Encargo y Búsqueda de Personas, se especializaron en esta materia logrando un éxito sin igual, ya que gestionan reencuentros incluso fuera de nuestras fronteras ubicando por ejemplo a personas que fueron dadas en adopción fuera de Chile, gracias al exhaustivo trabajo que realizan”.

En la oficina de reencuentros trabaja junto a Carabineros la funcionaria civil Lilian Fuentes, quien desde el año 2006  se dedica a esta área generando una red de contactos estratégica  con diversas instituciones, entre ellas el Hogar de Cristo, la Cruz Roja, Hospitales, ONG nacionales e internacionales, entre otras. Pero desde el año 2011, Lilian cuenta con un colaborador en Estados Unidos quien gracias a sus conocimientos en la materia y el manejo de diversos idiomas, le ha permitido buscar personas en todo el mundo. “Los reencuentros internacionales generalmente se realizan via Skipe sin embargo hemos tenido casos en los que la persona viene a Chile” señaló Lilian.

Así ocurrió por ejemplo con  Antonio Röhr de 33 años de edad, quien actualmente vive en la ciudad de Estocolmo, Suecia y pudo conocer a su padre biológico, don Rubén Herrera Román, pescador artesanal de la comuna de Penco. Este reencuentro familiar comenzó en el Aeropuerto de Concepción hasta donde llegó Antonio para conocer  a su padre.

Lilian enfatiza que “la principal motivación al trabajar arduamente en estos casos, es la gran felicidad que genera en las familias que se unen y la retribución de la confianza que depositan en ellos al contarles sus historias, muchas veces, tan intimas y complejas”.

El Mayor Saavedra enfatizó que “esperamos continuar trabajando arduamente en esta materia ya que brindamos felicidad a cientos de familias en todo el país y el mundo con esta bella labor de nuestros Carabineros y el personal civil que trabaja en la oficina”. Al mismo tiempo instó a quienes necesiten esta ayuda, no duden en contactarlos en la unidad de Chillán.

Durante el 2017 se efectuaron 3 reencuentros más en la Provincia de Ñuble sumando un total de 90, a ellos se suman  11  en la Provincia de Concepción, 2 en Bio Bio y 2 en Arauco.