Es Christian Holm, quien participó apoyando con lanzamientos de agua desde su avión BAE para apagar los incendios en la Región del Biobío.

Con 21 años de combate aéreo en incendios y con más de 7.000 horas de vuelo para US Forest Service, el piloto estadounidense Christian Holm, envió imágenes a la Corma de cómo trabajó en los lanzamientos de agua desde su aeronave.

Holm manifestó que “en la emergencia todo me pareció transparente, ya que tanto Gobierno como las empresas, estaban trabajando juntos para detener el fuego. Ojalá que lo que se desarrolló en Chile les de una experiencia y den el valor que significa tener un avión lanza-agua más grande con el que puedan hacer un ataque inicial correcto, ya que con una detección e irrupción preliminar rápida, puede cambiar el curso de una emergencia”.

Emocionado agregó que “no puedo describir lo que viví Chile, tengo mucho orgullo de esta nación y lo que me llevé internamente, es a todas las personas que apoyaron de alguna u otra manera, con la tarea de ayudar a apagar los incendios”.