Fue la tarde del 25 de abril del 2015 que el pequeño Isaac Sanhueza de 11 años jugaba a la pelota con unos amigos en la multicancha del sector Alonso de Ercilla 2 en Hualqui. Estaban en eso, cuando Isaac en medio de una jugada se afirmó de un poste de la luz que estaba dentro del recinto recibiendo una descarga eléctrica, que minutos más tarde le quitó la vida.

Más de 2 años han pasado desde la muerte del menor y hasta ahora no existe ningún responsable por el mal estado del poste y no sólo de ese, detalla un informe de la Policía de Investigaciones que estaba en manos de los familiares. En Concepción, la madre de Isaac y los hermanos y cercanos llegaron a pedir justicia.

A pesar del tiempo, el caso y la investigación habría determinado que no existen responsables e incluso está programada una audiencia para este mes que busca el sobreseimiento del caso. Los familiares quieren responsables y cuentan con pruebas que en enero de 2015 se había dado aviso al municipio que los postes estaban energizados, incluso advirtiendo que podría ocurrir algo peor, pero no se les tomó en cuenta dijo la hermana del menor Maribel Sanhueza.

“A los 11 años falleció electrocutado y no hay culpables, ¿por qué no hay culpables?, si nosotros tenemos todas las pruebas pertinente que si hubieron responsables, que el alcalde de nuestra comuna de Hualqui, fue una negligencia de el que dejó totalmente abandonado el recinto donde fue electrocutado mi hermano Isaac” señaló Maribel Sanhueza.

Consultado sobre el tema la Municipalidad de Hualqui respondió a través de su abogado Marcelo Villegas sobre lo planteado por la familia, primero se separan dos cosas, la causa penal y la civil, en la primera de ellas la Municipalidad no tiene ningún grado de participación y en la segunda existe un juicio que se ha llevado acabo, donde en primera instancia se le dio el favor a la municipalidad, siendo apelado esto por la familia por lo que existe otro trámite judicial.

Marcelo Villegas, abogado de la Municipalidad de Hualqui sostuvo que “Nunca se recibió ni formal ni informalmente en la Municipalidad de Hualqui algún antecedente que diera cuenta de alguna conexión clandestina en el lugar. Nosotros llevamos a declarar testigos en el juicio civil, los encargados de la mantención del lugar y esas personas señalan que la última actuación de la que se tuvo noticia en el municipio fue que la conexión existente en esa cancha había sido clausurada y eso ocurrió y así lo probamos en el juicio en diciembre de 2014”.

O sea que según todos los antecedentes no debía existir una conexión eléctrica en el lugar, por lo que pudo ocurrir después la Municipalidad no tuvo conocimiento y por lo mismo es que no existe responsabilidad del municipio manifestó Marcelo Villegas.

La familia de Isaac sostuvo que no descansarán hasta que exista justicia y por lo mismo entregaron además una carta al arzobispo de Concepción Fernando Chomalí para que pueda ayudarnos en este caso, el que eso sí, está en los tribunales al menos la causa civil. Mientras que la penal, donde no se establecen responsables, sería sobreseída.