Con sus luces apagadas y sus cortinas abajo, practicamente en todos sus locales, sólo se salvaron algunos de confites, así está el Mercado Provisorio de Concepción. Era la solución mientras se busca la reconstrucción del Mercado Central que resultó quemado, pero tras más de un año de funcionamiento los problemas continúan para los locatarios.

Al principio se quejaron por la falta de clientes en Avenida O’higgins entre Padre Hurtado y Prat. Ahora 64 locales fueron clausurados por una millonaria deuda de luz, de casi 40 millones de pesos, pero a eso se suma el agua y otros gastos comunes que en total ascienden a 100 millones de pesos.

Una dura realidad, difícil de solucionar si se piensa en que los clientes no son tantos, Víctor Irribarra se refirió a lo que están pasando señalando “Es lamentable también porque a nosotros nos ha costado un año en traer gente al mercado, recuperar los clientes que teníamos en el centro y ahora que se estaba viendo gente, esta pasando esto”.

Guillermo Canales dirigente de los locatarios no quiere hablar de fracaso, pero si está claro que acá hubo inclumplimientos desde la concesionaria a cargo como también el municipio, debido a que no se cerro a quienes no pagaban en sus locales.

Es que existe un punto que todos se enteraron ahora, hay sólo cerca de un 20% de los locatarios al día en sus pagos, otros nunca, desde que iniciaron en el mercado provisorio, pagaron los gastos y ahora la deuda parece insalvable.

La deuda alcanza los 100 millones de pesos, Guillermo Canales dirigente de los locatarios apuntó al municipio y la concesionaria, quienes señaló dejaron que la deuda se arrastrara “La deuda es millonaria, o sea esta fuera del alcance de lo que puede generar este recinto, o sea aquí quien hiciera ese estudio de pensar que aquí va a demandar a las personas y les va a sacar cien millones de pesos está equivocado” manifestó.

Por su parte Aldo Mardones alcalde (s) de Concepción señaló que revisarán el contrato de concesión como revisan todos los contratos, pero que este es un problema entre privados que esperan se pueda solucionar.

La CGE cortó la luz del recinto, mientras algunos con generadores esperan no perder su mercadería, por ahora el Mercado Provisorio está cerrado a la espera de una solución, la que por ahora parece lejana.