El Partido Ecologista Verde realizó su junta nacional en Penco para definir su postura frente a la segunda vuelta presidencial del 17 de diciembre. Oportunidad donde el conglomerado liderado por Félix González, el primer diputado del partido en el Congreso fue claro, “no apoyaremos ni a Guillier ni a Piñera”, sostuvieron desde el partido.

De esta manera el Partido Ecologista Verde será oposición, sin importar quien sea Gobierno después del 17 de diciembre y razones para rechazar un futuro mandato de uno u otro, tienen de sobra.

Tanto en los Gobiernos de la Nueva Mayoría y Concertación, como también en el de Chile Vamos (ex Alianza por Chile) se han aprobado polémicos proyectos ambientales, como Octopus en el Gran Concepción, conocido también como Biobíogenera.

Félix González señaló que “La resolución es que no vamos a apoyar ni a Piñera ni a Guillier, si vamos a hacer un llamado a la gente a que concurra a votar, cualquiera de los dos que gane vamos a ser una oposición constructiva, pero oposición, porque tenemos una larga lista de conflictos ambientales”.

De esta manera el primer parlamentario ecologista recordó el plomo en Arica, Pelambres, Punta de Choro, Alto Maipo y las 42 termoeléctricas a carbón que se instalaron en estos periodos. A lo que además Felix González sostuvo “Entonces no pueden mandarnos el guanaco en la mañana y en la tarde pedirnos el voto”.