Ya se siente el calor y con ello se acerca la temporada de incendios forestales. Temporada que según la CONAF será de gran complejidad ya que las condiciones y fenómenos climáticos serían favorables para los incendios, más aún si se da el triángulo de los 30, es decir 30 grados de  temperatura, 30 km/h de viento y 30% de humedad.

Es por eso que, para enfrentar los siniestros como los ya registrados este verano, los brigadistas de CONAF decidieron entrenarse en conjunto con los brigadistas del ejército y así coordinar los trabajos y tiempos de respuesta ante un nuevo incendio forestal.

Una de las medidas de preparación fue un simulacro desarrollado en el regimiento N° 6 Chacabuco, donde además se dio a conocer que existen nuevas estrategias de prevención y combate enfocados en la construcción de cortafuegos en zonas de interfase que alcanzarían los 110 kilómetros.

Incluso se trabajará con más brigadas, de 25 brigadas se aumentó a 36. Donde también se incluirán brigadas nocturnas y de interfaz más los mil uniformados del ejército que fueron capacitados para este tipo de emergencias.

Trabajos de prevención que también debemos aplicar, recordemos que el 90% de los incendios forestales son provocados por el hombre.