La Armada Argentina señaló este jueves que se registró un “evento anómalo singular corto, violento y no nuclear consistente con una explosión” en la zona en la que el submarino argentino ARA San Juan, desapareció hace 8 días en el océano Atlántico con 44 tripulantes a bordo.

Según el capitán de navío Enrique Balbi, el embajador de Argentina en Austria, Rafael Grossi, experto nuclear, señaló en una comunicación con el Gobierno que la “anomalía hidroacústica” registrada el miércoles 15 de noviembre en la zona en la que se reportó por última vez el sumergible, fue “un evento anómalo singular corto violento y no nuclear consistente con una explosión”.

Balbi informó que están trabajando “en forma activa” en el lugar para lograr tener el contacto con el submarino. En la zona hay “seis unidades” internacionales, entre ellas un navío chileno, que están “haciendo un mapeo del fondo para tratar de localizar al submarino”.

Por el momento ya se les informó a los familiares de lo tripulantes la situación, sin embargo está la incertidumbre sobre si estarán con vida.