Gracias a una investigación de Carabineros y con el apoyo de la información entregada por la comunidad se logró incautar armamento utilizado en los últimos días en tiroteos ocurridos el fin de semana en el sector Padre Alberto Hurtado de San Pedro de la Paz.

La policía uniformada, con una orden del Tribunal de Garantía de San Pedro de la Paz, allanó la tarde del martes una vivienda en el sector y logro recuperar 4 armas, dos pistolas y dos escopetas, más municiones.

El comisario de la Sexta Comisaría de San Pedro de la Paz, mayor Gonzalo Leiva, expresó que se trata de una banda que amedrentaba a los vecinos del sector. “No logramos detener a los individuos, pero se encuentran identificados y con orden de detención por parte de la Fiscalía, y esperamos en las próximas horas o días detener a estas personas”.

Este mismo grupo, habría provocado los disparos cerca de la escuela particular subvencionada, Martin Luther, y que causó alarma en esta comunidad educativa de Candelaria.

El mayor precisó que se trata de armas de alto poder de fuego y letales. Destacó que “este decomiso esta en concordancia con lo que está realizando Carabineros, la Municipalidad y la comunidad para desbaratar estas bandas y quitarles elarmamento que poseen”.

Sensores de balas

En esta línea el alcalde Audito Retamal informó que se está trabajando en el proyecto de instalación de los sensores de bala. Actualmente se está en la etapa de integración de sistemas. Esto quiere decir que la empresa que provee el servicio revisa el sistema de cámaras de vigilancia instaladas en la comuna para producir la compatibilidad entre ambos, lo que significa generar un nuevo software.

Efectivamente porque el sistema de sensores opera bajo la misma plataforma de fibra óptica con la que ya cuenta San Pedro de la Paz. “De este modo nosotros esperamos que en marzo de 2018 poder tener operativo el modelo”.

El jefe comunal destacó el aporte de la comunidad en este caso que entregó información valiosa para llegar al armamento. “Lo más destacable es que la comunidad nos está informando, está perdiendo el miedo, y nuestros equipos municipales responden a los requerimientos de los vecinos, nosotros tenemos un servicio de asistencia y coordinadicón a través de los móviles de seguridad”.

Insistió en que “esto es una tríada, entre los vecinos, el municipio y las policías, lo que nos ha permitido bajar los índices delictuales, un 8% en el último año”, siendo San Pedro de la Paz la que más disminuyó en ciudades de más de 100 mil habitantes de la zona.