Los nefastos efectos de las drogas sintéticas VIP que consumen los jóvenes penquistas

En los últimos meses la Brigada Antinarcóticos y contra el crimen organizado de la PDI de Concepción realizó dos operativos, en las que sendas investigaciones previas, permitieron detener a sujetos que se dedicaban al tráfico de drogas, pero no cualquiera, sino que sintéticas.

El último ocurrió el pasado 7 de noviembre. El 25 Nbome es una droga sintética, alucinógena, y que era comercializada por un ciudadano chileno argentino de 26 años en el campus de la Universidad de Concepción. La PDI detuvo a Albano Arresse Suazo, tras seguir sus pasos durante dos meses y establecer que él cruzó la cordillera a lo menos 7 veces este año para abastecerse de estas dosis.

Tras vender una en el mismo foro de la casa de estudios fue arrestado y se le incautaron 40 estampillas con 160 dosis avaluadas en 2 millones de pesos. El valor promedio es de 15 mil pesos. Por este hecho la casa de estudios, a través del abogado Enrique Águila, se querelló por tráfico ilícito de drogas.

La toxicidad del estupefaciente puede generar distintas afectaciones en la salud que van desde arritmias cardíacas sostenidas entre 6 a 10 horas hasta la muerte. Se consume en forma de estampilla sublingual provocando el efecto narcótico luego que a través del paladar ingresa al sistema nervioso.

Los alcances fueron detallados por el comisario Freddy Agüero de la PDI de Concepción. “Es una droga que produce alucinación y mayor capacidad de los sentidos, por lo tanto tiene una duración en el cuerpo entre 6 a 10 horas, pero estamos hablando que acceder a este tipo de drogas con una mayor duración en el cuerpo, genera un problema de salud pública ya que se ven expuestos a arritmias, crisis de pánico e incluso para cardíacos”.

Esta droga no es creada en la zona. “Estamos hablando de una sustancia sintética, su nombre radica en que es creada en laboratorios, Argentina es uno de los países que principalmente la está fabricando”, añadió el comisario.

El sujeto fue formalizado y actualmente se encuentra en prisión preventiva. El Juzgado de Garantía de Concepción determinó 3 meses para la investigación.

El otro caso fue el descubrimiento de la internación de DOB, otro alucinógeno sintético, más potente que el anterior que puede durar hasta 30 horas en el cuerpo del consumidor, provocando una sensación de relajo pero en bajas cantidades. El abuso de esta deriva en nauseas, diarreas, convulsiones, crisis de miedo y agresiones físicas. Y también lo más probable, la muerte.

El DOB, que es vendido entre 25 y 30 mil pesos la estampilla, llegaba a Concepción por un trío de jóvenes, quienes fueron detenidos en el peaje Agua Amarilla. Al allanar su casa en Lorenza Arenas, tenía, entre otras sustancias, marihuana creepy y clorhidrato de cocaína.