Son sólo cinco días los que tiene la familia de una niña de cinco años para reunir 110 millones de pesos y así poder salvarle la vida.

Se trata de la pequeña María Victoria Lizárraga Henríquez, quien desde abril de 2016 está conectada a un ventilador mecánico para poder respirar, luego que una extraña enfermedad desencadenara una respuesta autoinmune que hoy convierte a un respirador mecánico en la única herramienta para sobrevivir. Sin embargo, existe una nueva oportunidad de vida para María Victoria y que es el implante de un marcapasos diafragmático, previa reconstrucción de los nervios de su tórax, cuyo costo asciende a 110 millones de pesos.

En total, la compleja intervención quirúrgica tiene un costo de 450 millones de pesos. El dinero debe ser cancelado a los fabricantes del aparato un mes antes de la operación, pues por la alta complejidad del caso, debe ser fabricado con características específicas. Este elevado monto sólo representa la primera parte del elevado costo que implica la intervención pionera en América Latina a la que será sometida la pequeña, pues al ser una enfermedad desconocida y no tener código Fonasa, no tiene cobertura de isapres, ni seguros.

A lo anterior se suma, el periodo mínimo de rehabilitación tras la operación completa que bordea los dos años, con todos los gastos médicos que ello implica. “No podemos esperar más. El equipo médico nos ha informado que el 15 de diciembre es la fecha tope que tenemos para realizar la operación. Hoy María Victoria está en las condiciones de salud óptimas, dentro de su estado crítico, para realizar la cirugía. Y como el pago del marcapasos se debe realizar por anticipado no tenemos otra opción que acudir a la solidaridad de la gente para la Vicky tenga una nueva oportunidad de vida”, explica su madre, la doctora Valeria Henríquez.

La profesional dejó de ejercer su profesión y se dedicó por completo a los cuidados de su hija, así como a la contención de sus otros tres hijos. En tanto, su esposo, Víctor Lizárraga, además de trabajar se ha dedicado a aprender complejas técnicas de cuidados para asegurarse de que ante cualquier eventualidad, podrá apoyar a la niña.

Quienes deseen conocer más de la historia de esta pequeña y la lucha de su familia pueden ingresar a la página web www.respiramariavictoria.cl

Para recibir los aportes, la familia creó una cuenta de ahorro número 34660435400 del BancoEstado. Los depósitos o transferencias deben ser a nombre de la pequeña María Victoria Lizárraga Henríquez, RUT: 24059888-4, e-mail: maria.victoria.lizarraga.2012@gmail.com.

También se puede hacer difusión a través de las redes sociales. La cuenta de Twitter es @respiramv con el hashtag #respiravictoria y el fanpage “Volverás a respirar María Victoria”.

Revisa el testimonio de la madre de la pequeña María Victoria en el siguiente video: