Mon Laferte está hasta la madre, pregunta machista la enfureció

Mon Laferte realizó una conferencia de prensa en Cinépolis de la Ciudad de México para hablar de su próximo lanzamiento: Una edición de lujo de La Trenza que incluye CD y DVD con su show en el Teatro Caupolicán en Chile.

En la ronda de preguntas, un periodista le preguntó “¿por qué las mujeres se atacan entre sí?”, refiriéndose a sus fanáticas, añadiendo que su música es más cercana a un público femenino que masculino.

Ante aquello, la cantante respondió duramente: “No me parece que las mujeres se ataquen… como que tu comentario es un poco machista. O sea esa pregunta de que cómo le haces para que tu público sean puras mujeres si entre ustedes se atacan… no sé. A la mejor de debes de informarte más y quitarte unos prejuicios, no está bien formulada tu pregunta”.

Allí el norteamericano insistió con la consulta, pero Mon Laferte lo frenó rápidamente: “Mejor déjale ahí porque la vas a seguir cagando, de verdad”… pero el hombre siguió.

Entonces la artista se enojó y respondió: “Es tu conferencia wey. Dale, dígale ¿qué quieres? Mira, ¿sabes lo que pasa? Es que el punto es que yo como mujer estoy hasta la madre de que me hagan preguntas pendejas y machistas, de verdad. Es que me hartó porque siempre preguntan ese tipo de cosas”.

“Siempre se me va a juzgar más por el hecho de ser mujer y me va costar el doble todo porque soy mujer, entonces estoy un poco hasta la madre de eso. Yo vengo hablar de mi música, de un DVD en que el que trabajamos un chingo de gente, en donde todos nos partimos la madre para hacerlo”, añadió.

Luego terminó la conversación al señalar que “hay mucho trabajo, mucha gente estuvo metida. Estuvimos estresados, corriendo, adornando los arbolitos, que falta una hojita, que la luz, que el arreglo, que la guitarra, que la cuerda, para que después tu preguntes cual es el secreto para que todas las mujeres te volteen a ver y tú me vengas a decir que entre las mujeres se tiran mierda, o sea no mames, yo solo vengo hablar aquí de mi música y de mi trabajo, no de pendejadas“.

Revísalo acá: