Crisis en el municipio de Hualpén podría tener humo blanco esta semana

Por tercera vez consecutiva en menos de un mes el concejo municipal de Hualpén por 5 votos contra 3 y una abstención rechazó, el jueves pasado, la modificación presupuestaria por 452 millones de pesos que permitiría reintegrar a 49 funcionarios cesados de sus funciones el 1 de septiembre por falta de recursos.

Felipe Rodriguez, concejal RN sostiene que ellos incurrirían en una falta grave al dar el visto bueno, ya que se incumple la ley de que el 40% del personal municipal sea a contrata, ya que el número representa el 42,5%. “Nadie está hablando de que la modificación presupuestaria no está financiada, si el punto es otro, nosotros nos excedimos del 40% permitido por la ley, y eso nos puede costar a nosotros, los concejales, abandono de deberes, y eventualmente, destitución del cargo”, dijo.

La abstención corrió por parte del concejal UDI, Rubén Ulloa, quien acusó una actitud dictatorial de la alcaldesa. “Que lamentablemente la alcaldesa, no quiero pensar que ella lo está haciendo en forma dictatorial, pero da la impresión que eso es así, porque no se ha acercado nunca a conversar”, puntualizó.

La alcaldesa Katherine Torres, se defendió diciendo que “tengo las manos limpias, y en esa senda vamos a avanzar. Y el concejo, lamento su postura y espero que recapacite”.

La probable solución que destrabaría el conflicto sería el pronunciamiento de Contraloría, el que podría llegar esta semana, en el que indique que la modificación presupuestaria y el número de funcionarios a reintegrar no signifique una falta que a posterior pueda costarle el cargo a los concejales. En tanto los trabajadores van por el tercer mes fuera del municipio.