Así es Trana: una de las playas más hermosas de la Región del Biobío

Escondida entre los cerros, un kilómetro al norte de Punta Lavapie, se encuentra Playa Trana: un sector de arenas blancas, aguas cristalinas y tranquilas. Dichas características, le han hecho ganarse el apodo de “Paraíso” entre quienes la han visitado. Sin embargo, su ubicación ha sido uno de los secretos mejores guardados en la Provincia de Arauco, ya que muy pocos saben cómo llegar.

Lugareños piden que la cuiden

Sabes.cl visitó el hermoso sector costero y también conversó con algunos lugareños. Estos últimos, indicaron conocer que, a través de Facebook, Trana se ha vuelto un destino conocido y codiciado en toda la Región del Biobío. Por ello piden que, por favor, cuiden la zona. “Acá incluso vienen extranjeros durante el verano. Los turistas llegan caminando, o en bote desde Punta Lavapie o también de Llico. Cuando viene gente, siempre queda basura y eso es lo lamentable: que se ensucie un lugar tan bello”, indicó un cuidador de una de las casas del sector, quien pidió reserva de su identidad.

Vista desde Camino Forestal

Bajo esa recomendación, conocimos Trana. Para llegar, nos indicaron, hay que caminar desde un sendero que baja a la playa desde Punta Lavapie. Sólo es apto para peatones, y el recorrido demora unos 15 a 20 minutos. Una segunda opción, que fue la que tomamos, es un camino forestal, ubicado a un costado de la Ruta P-26. No se puede ingresar en vehículo, ya que es un recinto privado. Desde ahí, el sendero a pie toma entre 30 a 40 minutos.

Mapa del Camino Forestal

Una tercera opción y la más popular, por su comodidad, es llegar en bote desde Punta Lavapié o Llico, en donde hay que cotizar con los pescadores el costo del traslado. De hecho,mientras Sabes.cl se encontraba en Trana, un grupo de turistas llegó de esta forma.

Grupo de personas llegando en bote desde Punta Lavapie

Tras el largo recorrido, sólo queda disfrutar de la belleza del sector: del color turquesa de sus aguas, del suave oleaje y sus arenas blancas. Sólo hay que recordar cuidarla y mantenerla limpia.

Así de blanca y limpia es la arena de la playa