El conflicto laboral que mantiene a más de 6 mil alumnos sin clases hace 2 semanas en Biobío

Son 8 colegios de la provincia de Biobío, dependientes de la fundación Juan 23, vinculada al obispado de Los Ángeles, los que hacen 13 días se encuentran completamente paralizados a consecuencia de la realización de la huelga legal de los 479 socios del sindicato, quienes no llegaron a acuerdo con la administración.

Las expectativas reales de los funcionarios se enfocaron en negociar colectivamente un aumento efectivo del 4,5 al 5% de los sueldos bases, sin embargo, las propuestas no alcanzaron siquiera el 1%.

“No hay ningún punto de acuerdo ni cercanía en las peticiones que desde un comienzo hizo este directorio, basado en lo que la asamblea solicitó, que es aumento en el sueldo base o un aumento en el bono fundación, que es exclusivo de la institución, o un bono de antigüedad, que es reconocimiento de bienio”, indicó Fabiola Riquelme, presidenta del sindicato.

Esta situación se arrastra desde negociaciones anteriores. “Estas son peticiones que datan del año 2013 que no se pudo poner el petitorio oficial, el aumento de sueldo base porque las autoridades de la época indicaron que era muy complicado y que mejor fuéramos -negociaramos- por otras cosas”, remató.

En total son alumnos de todos los niveles de enseñanza básica y media, incluidos los cuartos medios, estudiantes que están en momentos claves para rendir la PSU, los que se ven directamente afectados. En resumen son 6 mil alumnos de 5 colegios de Los Ángeles, 1 en Tucapel y 2 en el Alto Biobío.

Al tomar contacto con los administrativos de la fundación Juan XXIII indicaron que recién el martes ellos iban a entregar su versión al respecto. A la vez, se dio a conocer que entregaron una nueva propuesta para poner término al conflicto.