La policía alemana informó sobre la detención de un hombre que habría dejado varios potes envenenados de comida para guaguas en distintos supermercados del suroeste del país, como forma de amenazar y solicitar dinero a las autoridades.

El sujeto fue descubierto luego de que enviara mensajes amenazantes a los locales de venta, como también a distintas farmacias de Friedrichshafen, indicando que dejó tarros con una sustancia nociva. El sospechoso de 53 años fue identificado a través de cámaras de seguridad, por lo que las autoridades se movilizaron de inmediato para dar con su paradero.

El detenido presenta problemas sicológicos y habría introducido restos de un compuesto químico incoloro identificado como etilenglicol, los que fueron removidos de los supermercados en que fueron dejados.

//platform.twitter.com/widgets.js