Con el propósito de orientar a los consumidores que están pensando en comprar un automóvil durante el mes de agosto, el Sernac realizó un estudio para conocer el costo de los créditos automotrices y de consumo. El análisis incluyó a entidades bancarias, financieras automotrices, retail financiero, cajas de compensación y cooperativas de ahorro y crédito. Se consideraron datos vigentes al 21 de julio.

La entidad informó que hasta un 73% por sobre lo solicitado podría terminar pagando un consumidor por un crédito automotriz. Por ejemplo, al solicitar 3 millones de pesos a 36 cuotas, un usuario puede terminar pagando más de 5 millones 200 mil pesos en un crédito automotor. En cambio, si solicita este mismo monto, pero a través de un crédito de consumo, podría terminar pagando un poco más de 4 millones 800 mil pesos.

¿En qué fijarse al momento de contratar un crédito?

El Costo Total del Crédito (CTC) es el monto total que terminará pagando el consumidor, y que corresponde a la suma de todos los pagos periódicos definidos, como el valor de la cuota en función del plazo acordado, incluyendo cualquier pago en el periodo inicial. En general, a mayor cantidad de cuotas, el costo del crédito será más caro para el consumidor, por lo que el consejo es endeudarse en la menor cantidad de cuotas disponibles.

Otra variable a tomar en cuenta al momento de solicitar un crédito (automotor o de consumo) son los gastos operacionales, que en el caso de un crédito automotor corresponde al conjunto de cargos inherentes a la naturaleza prendaria del crédito, que si bien no forman parte del bien, pasan a constituirse como parte del monto final a financiar.

En las instituciones incluidas en el estudio, figuran los cargos por gastos de otorgamiento, inscripción del vehículo, gastos de administración, gastos notariales, impuestos, constitución de prenda y otros. Para conocer todos los detalles del estudio, incluido los costos al contratar con seguro de desgravamen, debes clickear aquí.