¡Todos los aplausos y vítores fueron para Mauricio Orrego, campeón mundial juvenil paralímpico en 1500 metros planos, título obtenido en la competencia disputada en Nottwil, Suiza, y en la que con un crono de 4 minutos 21 segundos y 42 centésimas se impuso a su contrincante, en británico Luke Nutall, quedándose con el oro.

Llegó a Hualpén, su tierra natal y donde vive. Fue felicitado por las autoridades con un desayuno de por medio y con reconocimientos personales.

La medalla llega en un momento dificil en su vida, puesto que su madre está diagnosticada con un cáncer, y a ella le dedicó este importante triunfo. Ahora se enfoca en el futuro y lo que viene para su carrera, pasar de juvenil a adulto. Ese desafío lo asume de aquí en más.

Enfocado en sus estudios no dejará el deporte de lado. Este joven de 17 años que padece una parálisis braquial obstétrica, derivada de un nacimiento con parto traumático, a los 14 años empezó en el mundo del atletismo y este es su primer gran logro.