Como un hito para la ciencia del Biobío, fue catalogado por el Seremi de Educación, Sergio Camus, la participación de 21 estudiantes de la región, en la competencia de ciencia escolar más importante del mundo organizada por el Centro Europeo de Investigación Nuclear CERN de Suiza.

“A beam line for schools”, como se denomina el concurso que consistió en poner a disposición de las escuelas un haz de partículas del Colisionador de Hadrones, máquina científica que permitió el 2016 descubrir el Bosón de Higgs o “partícula de Dios”. El 2017 participaron 560 equipos de todo el mundo, quedando 140 de ellos en una primera selección para culminar con 18 equipos finalistas, entre los cuales se encontraba el team Biobío “Deep Impact”.

Lucas Collío, estudiante de cuarto medio del Liceo Enrique Molina, detalló su experiencia, “para mí esto ha sido como un viaje, poder explorar lugares que no sabía que existían, aprender cosas nuevas interesantes y ver el mundo desde otras perspectiva son algunas de las cosas que he podido aprender con el equipo, lo cual ha sido increíble y deseo seguir siendo parte”.

El proyecto presentado por los estudiantes del Biobío, consistió en colisionar partículas, explicó el profesor de la UdeC, Mario Quevedo, “el haz de protones contra una muestra de meteoritos de tipo condrita que contiene los elementos químicos propios de las moléculas características de los seres vivos, es decir orgánicas. La hipótesis que se planteó es que los protones de alta energía provocarían la formación de moléculas orgánicas en la muestra de meteoritos. El cumplimiento de la hipótesis supondría un robustecimiento de las teorías que atribuyen un origen extraterrestre a la vida en el planeta”, detalló el docente.

El team penquista estuvo formado por 21 estudiantes de los establecimientos, Enrique Molina, Juan Gregarios de las Heras, San Agustín y Sagrados Corazones, Kingston College, Saint Johns, Liceo Politécnico Juvenal Hernández, Colegio Creación Concepción y Escuela José Hipólito Salas, quienes trabajaron bajo el alero del Preuniversitario de César Quevedo y la Academia de Ciencias SIMES.