Ya quedan pocos meses para que un nuevo modelo de iPhone salga al mercado, será exactamente el 17 de septiembre la fecha de su lanzamiento. Lo novedoso son sus nuevas características, que pese al hermetismo de Apple, se filtraron algunas de sus funciones y detalles.

El sensor Touch ID en esta oportunidad será reubicado, esta vez irá bajo la pantalla, por lo que pasará de tener una superficie de 16:9 a una de 18,5:9.

Filtraciones que vienen acompañadas de un fuerte rumor que involucra un sensor 3D para la profundidad de la cámara y reconocimiento facial, así como también la carga inalámbrica, tecnología aplicada en los Air Pods o el Apple Watch, por lo que ya es algo familiar para la empresa.

Pero el rumor más fuerte es que a partir de septiembre, los nuevos iPhone serán resistentes al agua, adquiriendo certificación IP68. Si bien los iPhone 7 y 7 Plus ya son resistentes a salpicaduras y agua se espera que los nuevos iPhone puedan ser sumergidos 1,5 metros por 30 minutos.