Prepara una buena Yerba Mate

Iniciada la temporada otoñal en esta parte del hemisferio, las bajas temperaturas comienzan ya a ser parte de las mañanas y tardes. Además de abrigarse para capear el frío existente, muchos de nosotros complementamos lo anterior con algún tipo de brebaje en algún momento de la jornada.

Una de las preparaciones que más adeptos ha ganado en nuestro país en estos últimos años, y no sólo para ayudar a combatir las bajas temperaturas, es “la yerba mate”. Popular en Paraguay, Uruguay, Argentina, por mencionar a algunos, en nuestro país “el mate” ha tenido una fuerte irrupción en distintos grupos sociales.

Ya sea por su sabor, por sus propiedades o en algunos casos por moda, tomar un “buen mate” además de sus múltiples preparaciones nos ofrece también una gran variedad de artículos disponibles para iniciar este placer o para los más expertos, continuar disfrutando del sabor de un esta exquisita bebida.

Yerba en un mate de calabaza y bombilla de metal.

¿En qué vamos a tomar? 

Principalmente, la elección se ajusta al gusto de cada consumidor recordando eso si, que cada material proporcionará un sabor y característica distinta en conjunto con la yerba.

Variadas son las alternativas que tenemos para comenzar a disfrutar de esta infusión. Podemos encontrar el mate en distintos materiales, tales como madera, loza, calabaza, metal, cerámica, plástico y hasta vidrio. Algunos de estos materiales o mates requieren una manipulación o, en la jerga popular de los adeptos de esta yerba, necesitan ser “curados” para así protegerlos de la humedad y los hongos.

En madera podemos encontrar mates en palo santo, quebracho colorado, algarrobo, naranjo, calden.
Mate de calabaza forrado en cuero.

 

Principalmente los mates de calabaza y de madera requieren esta técnica además de una limpieza más rigurosa. Si lo suyo es disfrutar a la brevedad de un exquisito mate, los recipientes de metal, cerámica, loza, vidrio y plástico, les permitirán directamente echar la yerba, agua y listo, ¡a matear!

 

 ¿Qué tipo de yerba es mejor? 

Así como a nivel de mate tenemos alternativas que se ajustan al gusto del consumidor, podríamos decir que con la yerba ocurre algo similar. Cada persona tiene su forma y su idea de cómo lo prefiere y qué yerba consumirá. Podemos encontrar yerba con y sin palo, ideal para tomar amargo, yerba mate compuesta, usada principalmente para una preparación dulce, yerbas con sabor, entre otras. En algunas partes se agrega a la preparación miel, cáscara de naranja o limón, menta, poleo, cedrón, boldo, entre otras hierbas a gusto del consumidor.

Aspecto ideal de la yerba para sus variadas preparaciones.

¿Y el agua? 

Según el mate que queremos tomar dependerá la temperatura del agua. En el mate dulce por lo general se agrega más caliente o hervida que en el mate amargo. De la temperatura del agua depende en gran parte la infusión que se obtiene, influyendo en aspectos tales como sabor y rendimiento de la yerba.

¿Cómo cebar?  

¿Dulce o amargo? Cada preferencia tendrá su técnica especial que en muchos casos no pasa solo por llenar el mate con agua caliente y tomar, sino saber mantener la yerba en condiciones apetitosas por más tiempo.

 

Una vez más, el consumidor debe ir encontrando el equilibrio en sus gustos y conocer los distintos matices que el tomar mate nos proporciona. Válido es si quiere agregar yerba y agua a recipientes plásticos, disponibles prácticamente en todas partes, y así evitar complicarse con curar un mate, preparar, cebar, limpiar, etc.

Mate plástico o también conocido como termo autocebador.

¿Mi preferencia? 

En mi caso, mis gustos están marcados por mis vivencias y crianza en el sur de Chile (Patagonia, Región de Aysén) y prefiero el mate amargo, en calabaza, madera o a veces metal, con el agua a punto de hervir.

La invitación está hecha para todos quienes quieran disfrutar de esta exquisita preparación en sus ratos libres, en el trabajo, con amigos o bien de forma personal, simplemente, “Cálmate & tómate un mate”.