Familias de Chillán y Chillán Viejo contarán con subsidio de acondicionamiento térmico

20 mil subsidios de acondicionamiento térmico en 10 años es el objetivo que se trazó el Ministerio de Vivienda y Urbanismo de Biobío para abordar el Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) Chillán-Chillán Viejo.

 

165 de esos certificados fueron entregados esta mañana en una ceremonia encabezada por el seremi de Vivienda y Urbanismo, Jaime Arévalo, el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, y de Chillán Viejo, Felipe Aylwin. Se trata de 142  familias de 10 comités de vivienda de Chillán y 23 beneficiarios pertenecientes a dos grupos de  Chillán Viejo quienes resultaron favorecidos con el Programa de Protección del Patrimonio Familiar (PPPF) correspondiente al Título II, Mejoramiento de la Vivienda, destinados al acondicionamiento térmico.

 

“Hemos suscrito un acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente para poder aportar en nuestras materias bajando los niveles de contaminación en estas ciudades. Estos subsidios están orientados a ahorrar el 50 por ciento de recursos que tienen que ver con la calefacción para que las familias puedan bajar el consumo de calefacción en invierno. Estos subsidios están vinculados a familias de adultos mayores donde los recursos son escasos y poder de esa forma aportar a la economía del hogar. Destacar también el trabajo de asociatividad que hemos realizado con el gobierno local con el único objetivo de mejorar la calidad de vida de los habitantes de la Región de Biobío y de estas comunas”, aseguró el seremi Jaime Arévalo.

 

Ambas comunas de la Provincia de Ñuble fueron declaradas zonas saturadas por material particulado respirable MP10 y por material particulado fino respirable MP 2,5, por Decreto Supremo (N°36) del Ministerio de Medio Ambiente. La implementación de la estrategia de vivienda (PDA) con la entrega de estos subsidios aportará  a disminuir la contaminación en la zona.

 

El Plan de gobierno  considera dos medidas estructurales. La Primera corresponde al reacondicionamiento térmico de viviendas que permitirá disminuir la demanda energética para calefacción dentro del hogar.  Y la segunda medida es la sustitución de los actuales sistemas de calefacción contaminantes por sistemas eficientes y con menos emisiones, que permitirá reducir las emisiones a la atmósfera  y también las intra domiciliarias.

 

“Estoy muy contenta porque este gobierno se ha preocupado mucho de los adultos mayores. Yo salí beneficiada el año pasado con el recambio de estufa y me tocó la estufa a gas por 50 mil pesos y ahora me van a cambiar todo el resto para arreglar mi casa. Ahora la casa va a estar calentita, la estufa  va ahorrar más gas y la platita me va a rendir más”, explicó la beneficiaria, Elsa García.

 

El subsidio PDA permitirá acondicionar las viviendas con un estándar superior al exigido actualmente por la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción (OGUC), es decir, las casas tendrán un mejor y  mayor abrigo que las viviendas actuales bajando la demanda de producción de calor y el respectivo ahorro económico en gasto de combustible por concepto de calefacción.

 

Durante el 2016 fueron seleccionadas 1.149 familias de ambas comunas con una inversión de 5 mil 400 millones de pesos. En 2017 se espera entregar 800 subsidios adicionales por un monto de financiamiento de 3 mil millones de pesos.                                                                                        

CARACTERISTICAS TÉCNICAS  SUBSIDIO ACONDICIONAMIENTO TÉRMICO

 

Exige una reducción en la transmitancia térmica de la envolvente de la vivienda: Se exige mayor aislación de muros, techumbre y piso ventilado. En términos prácticos, lana mineral de 100 mm. La vivienda tiene que acondicionarse por todos sus caras. No puede quedar ningún paramento de la vivienda sin aislación.

 

Exige un estándar de infiltración de aire en las viviendas: Se establece un máximo de renovaciones de aire/hora por vivienda. Con esto se evita la perdida calórica de la casa. Esto se trabaja con sellos en puertas, ventanas y uniones de elementos estructurales en viviendas de madera y en todo lugar donde se filtre aire. La idea es que se controle la renovación de aire.

Exige sistemas de ventilación que garantice la calidad del aire: Las viviendas tendrán que incorporar extracción de aire forzada en baños y cocinas, además de aireadores en cada recinto seco (dormitorios, salas de estar, etc.) De esta forma se  logra generar una circulación de aire controlada evitando la humedad interior y la contaminación intra-domiciliarias. Estos sistemas funcionan automáticamente con un higrómetro que al minuto de aumentar la humedad requerida automáticamente empieza a funcionar hasta bajar los niveles de humedad interno.