Hace ya algunas semanas, a través de la popular red social Facebook, circula un simpático test llamado “A qué famoso te pareces”.
La aplicación, ademas de sacar muchas carcajadas y risas por en algunos casos, absurdas comparaciones, otras más simpáticas y en la peor de los situaciones , ninguna similitud esconde bien en fondo un peligro latente a todo aquel que decida activar el divertido quiz.

Se trata de la autorización a compartir todos tus datos privados cuando inicias el juego. Este accede a tu nombre, foto de perfil, edad, sexo, cumpleaños, familia relacionada, todas tus fotos, historial académico y profesional, las páginas que sigues, tus post y hasta tu dirección IP. Es decir, el juego accede y guarda todos tus datos con tu propio permiso.

Los creadores de este y otros juegos, la compañía coreana VonVon  podría, al ser ya dueña de tus datos, venderlos a alguna empresa interesada en preferencias de usuarios de Facebook como también  si se declarara en bancarrota o se fusionara con otra empresa. Según sus políticas de seguridad queda claro que pueden compartir tus datos con terceros.